Un diseño práctico y funcional. La clave del éxito

The GuardianItziar Ortega (@itziarortega1) – En 2005 The Guardian rediseñó su apariencia de la mano de Mark Porter, tanto de la versión impresa como de la digital. El objetivo era reducir el tamaño de la publicación para facilitar la lectura, cambiar la cabecera, estilizar la tipografía e introducir color en todas las páginas. Todo ello teniendo presente que se tenía que adaptar a los cambios en las costumbres de los lectores. Ahora la información la obtienen generalmente a través de la televisión y de internet, por lo que el diseño de la web tenía que ir encaminado a agilizar la lectura, ya que el lector no dedica una hora a leer el periódico, como sí lo hacía con la versión impresa.

En este sentido, el periódico ofrece un sencillo sistema de navegación con secciones de contenidos muy claras situado en la parte superior, justo encima de las noticias pero debajo de la cabecera. La facilidad de la navegación se consigue gracias al uso del color -cada una de las secciones se distingue por uno diferente-  y al hecho de que el menú no sea desplegable y que por lo tanto se puedan ver los diferentes apartados a primera vista. También a los menús que aparecen dentro de la misma sección en el lado derecho de la pantalla.

En lo que se refiere a la distribución en la portada, Porter optó por 5 columnas para conseguir una anchura más cómoda. A partir de esta estructuración, de izquierda a derecha y en columnas aparecen los siguientes contenidos: noticias de actualidad, artículos de opinión e interpretativos, contenidos más importantes de las diferentes secciones, publicidad de páginas de citas y de búsqueda de empleo, y contacto con el diario.

The Guardian

Por otro lado, la tipografía es muy importante en el sentido que determina cómo el lector percibe lo que lee, a la vez que establece el carácter del periódico y su personalidad. Después de buscar entre cientos de ellas, los diseñadores optaron por crear una tipografía nueva, la Guardian-Egyptian, con la que se consigue flexibilidad mediante formas ligeras pero también graves, y con la que se puede cubrir cualquier contexto. El cambio de tipografía también afectó a la cabecera. Gracias a ello el diario gana en elegancia y sobriedad; uniformidad entre el artículo y el nombre –que antes tenían tipografías distintas-, uso de minúsculas, y cambio del negro habitual por el banco y dos tipos de azul.

The Guardian

En relación al color, este es el protagonista de todas las páginas. Se utiliza en dosis controladas que facilitan la lectura de los contenidos, sin conseguir el efecto contrario. Se puede encontrar tanto en la numeración, la firma de las columnas y los destacados, como en las fotografías y los vídeos. El color corporativo es el azul, pero el rojo también es protagonista, ya que sirve para destacar elementos, titulares, noticias de última hora, etc. La importancia del color caracteriza al The Guardian del resto de diarios británicos y permite dar mayor énfasis a las imágenes. El color también sirve para designar los contenidos a su correspondiente sección, adoptando el color característico de esta.

The Guardian

Todos estos elementos analizados son los que ayudan a jerarquizar la información, distinguiendo unas de otras dependiendo de su importancia. Así, si una noticia es más relevante que otra se destaca utilizando un cuerpo de letra más grande e imágenes de mayor tamaño. Gracias a este diseño el periódico británico ha aumentado su número de lectores, cosa que no está mal teniendo en cuenta que en el rediseño se invirtieron 116 millones de euros.

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s